¿CÓMO ES LA SESIÓN?
Las sesiones de recién nacido son las más bonitas y delicadas. ¡Las adoro!
Es un momento muy especial para todos, donde prima la comodidad de la madre y del recién nacido. Es muy importante crear un clima sereno y tranquilo, por eso las realizo en mi estudio de Barcelona donde dispongo de todo lo necesario para el bienestar de ambos.


Durante la sesión me tomo el tiempo necesario, dependiendo del momento del bebé, ofrezco sensibilidad, dedicación y mucho amor. No hay un tiempo establecido, la sesión la doy por finalizada cuando reúno suficiente material y con la posibilidad de repetirla en caso de no conseguir el objetivo. Aproximadamente dura de 3 a 4 horas.

EL MEJOR MOMENTO

Estas sesiones se hacen antes de los 10 primeros días de vida, ya que es el mejor momento para fotografiar a vuestro hijo, pues aún adopta las posturas fetales y mantiene un sueño muy profundo. Pasados ​​estos días empieza a estirarse, a estar más despierto por posibles cólicos, pueden aparecer granitos de lactancia ... etc.


Hacemos la reserva una semana después de la fecha probable de parto. Cuando nace el bebé debéis poneros en contacto conmigo, para ver si podemos mantener la fecha de sesión, o es necesario cambiarla.

 
¿FOTOGRAFÍAS CON LOS PADRES Y HERMANOS?

¡Por supuesto! Aunque el protagonista es el recién nacido, también hago fotografías con padres y hermanos si así lo deseáis. ¡Me encantan las imágenes piel con piel! 

Si los hermanos son pequeños, aconsejo que no estén toda la sesión en el estudio, que vengan más tarde o que salgan a jugar con el padre o algún otro familiar. Las sesiones son largas y los pequeños se cansan rápido.

 



 

 RECIÉN NACIDO